Concurso de diseño gráfico

diseños web a precio de coste. servicio profesionalSi hay una cosa que no se me da bien (algún fallo tenía que tener ¿no? ;P) es ponerme a realizar el diseño de algún logotipo o la estética de una página web.

Con eso de que los informáticos somos los nuevos hombres (y mujeres) del Renacimiento pues como que alguna que otra vez (y mira que le digo al “Boss” que tengo dos manos izquierdas para el “potoshopo” pero nada) me ha tocado ponerme la “faldita de diseñadora” (no es que sea machista es simplemente que estoy convencido que tenéis muchísimo más gusto que nosotros como de aquí a… bueno dejémoslo que me estoy metiendo en otro “fregao” ;))

Con lo feliz que sería yo contado con un diseñador en condiciones (“robar” plantillas y maquetarlas un poco no cuenta) en el equipo de desarrollo o subcontratándolo a alguna empresa especializada (seguro que sale más barato que lo haga un profesional a que le dedique el tiempo cualquier programador, ¿no os parece?)… ¡pues nada! que no hay forma ¿o si?

Para todos aquellos que se han visto reconocido en esta introducción aquí les traigo una solución ;)

Sigue leyendo

Cosas que no me enseñaron en Expresión Corporal

Simplemente alucinado quedé al ver cómo se mueve el personaje del siguiente vídeo.

Dar las gracias a Paco Pepe por enviármelo pues me ha hecho pasar unos minutos realmente buenos con la mandíbula desencajada y cara de “lelo” mientras observaba las evoluciones de este ¿concursante? de televisión.

Espero que lo disfrutéis y, si algun@ se anima a imitarlo (si es capaz), que no dude en enviarnos prueba videográfica de la hazaña ;)

Maestría con el bolígrafo

Ya de estudiante alucinaba viendo la maestría con la que algunos compañeros, que pasaban horas “encerrados” en la biblioteca “estudiando”, manejaban el bolígrafo haciendo auténticas filigranas con el mismo.

Hubiera dado cualquier cosa por manejarlo con tanta soltura pero mi destreza óculo-manual dejaba mucho que desear (y sigue dejando ;))

Para hacerlo de esa forma hace falta muchas pero que muchas horas de entrenamiento y, francamente, prefiero invertirlas en otros menesteres.

Sigue leyendo