¿Qué portátil me compro?

cómo de bueno es mi ordenador nuevo

¿No os han preguntado nunca algún familiar o conocido qué ordenador recomendáis que se compre? Apuesto a que sí 😉

Suele ser habitual que cuando alguien va a comprarse un equipo le surjan infinidad de dudas, sobre todo si no están muy familiarizados con la tecnología.

Aunque depende de muchos factores (uso que se le va a dar al equipo, presupuesto con el que se cuenta, …) suele ser habitual que haya que comparar entre diferentes equipos para decidir cuál es el más apropiado y/o el que ofrece más por menos dinero.

Por fortuna, a la hora de tomar esta decisión contamos con una herramienta que, a día de hoy, se me antoja fundamental…

Sigue leyendo

Obtener el tipo de microprocesador de un ordenador desde la terminal

cómo saber las características de nuestro ordenador desde la terminal en linuxUn compañero de trabajo anda buscando placa y micro de un ordenador antiguo para volver a montar una freeNAS con él (ya tuvo un Pentium III pero, sospechosamente, se lo cargó a los pocos días de tenerlo en marcha ;)) y esta mañana le prometí que iba a mirar el pc “del cuñao” porque me parecía que tenía un PIV o un PIII (en el que le tengo instalada una ArchLinux con XFCE y va relativamente bien para los cuatro vídeos de youtube que mira y las cuatro búsquedas por Internet que hace).

El equipo estaba encendido y no le iba a hacer mucha gracia que se lo apagase (y mucho menos abrirlo para verle “las tripas”) así que opté por buscar vía software y “en caliente” de qué equipo se trataba.

Sigue leyendo

Cómo elegir un ordenador nuevo

Cuando decidimos dar el paso de comprar un ordenador nuevo, independientemente de la compra de un portátil o sobremesa, siempre suelen asaltar las mismas dudas.

No será la primera vez que algún compañero de trabajo, amigo o familiar, aprovechando que os gusta el mundillo de la tecnología en general y de la informática en particular, os haya preguntado (catálogo en mano) si determinado equipo “es bueno” o no.

Y probablemente, en la mayoría de los casos habréis contestado: “depende” o “¿para qué lo quieres?” pues, en función del uso que vayan a darle puede que se adapte (y no sólo a su bolsillo) o no a sus necesidades (que a fin de cuenta son las que se deberían tratar de cubrirse con la compra del aparato ¿o no? 🙂 )

Sigue leyendo