Maestro… creo que me he dejado la sesión abierta

proteger contenido gmail

Suele ser habitual que entre las prisas al terminar la clase (y tener que irse a otra aula) y el despiste habitual de nuestros adolescentes que alguno, tras haber apagado y recogido su ordenador portátil en el correspondiente carrito, tenga la duda de si cerró (o no) su sesión de Google (a todos los efectos para ellos, es la de GMail pero, como bien sabemos, el concepto es más amplio 😉 )

Como son ordenadores compartidos temen (y con razón) que llegue un compañero y le juegue una mala pasada (cambiarle la contraseña, enviar un correo ofensivo a otro compañero y/o profesor, … el límite sólo está en vuestra imaginación y ya sabemos que en ocasiones, la realidad supera a la ficción jeje)

Por fortuna pueden cerrar la sesión de GMail “remotamente” y sin necesidad de volver a encender su equipo 😉

Sigue leyendo

Imposible iniciar sesión tras actualizar gnome 3.4.1

corregir problema inicio gnomePicado por el amigo Nando en la oficina actualicé mi Arch Linux a la última versión de todos los paquetes.

¿Qué problema me iba a dar con lo “adicto” que soy al servicio rolling release de mi distro de cabecera?

El equipo empezó a dejar de funcionar correctamente en algunas cosillas “sin importancia” (como que la terminal daba algún que otro mensaje de error al abrirla) Naaahh… como se está compilando el kernel y n-cientos paquetes seguro que no anda fina. Nada que no arregle un buen reinicio del sistema ¿no?

Sigue leyendo

Evitar recuperación de errores en Firefox

Aunque útil, cuando nuestro equipo es utilizado por varias personas (por ejemplo en un cibercafé o si utilizamos el ordenador de algún amigo y/o familiar) puede resultar desaconsejable que el navegador recupere automáticamente las últimas páginas que hemos visitado.

El caso más típico es tener abierta nuestra cuenta de correo y que el navegador se cierre automáticamente; como alguien abra Firefox y responda que quiere restaurar la última sesión se va a encontrar con nuestra cuenta de email abierta dispuesta para ser fisgoneada o bien cambiar la contraseña.

Para evitar situaciones como ésta es donde este consejo puede resultar de utilidad.

Sigue leyendo