Imposible iniciar sesión tras actualizar gnome 3.4.1

corregir problema inicio gnomePicado por el amigo Nando en la oficina actualicé mi Arch Linux a la última versión de todos los paquetes.

¿Qué problema me iba a dar con lo “adicto” que soy al servicio rolling release de mi distro de cabecera?

El equipo empezó a dejar de funcionar correctamente en algunas cosillas “sin importancia” (como que la terminal daba algún que otro mensaje de error al abrirla) Naaahh… como se está compilando el kernel y n-cientos paquetes seguro que no anda fina. Nada que no arregle un buen reinicio del sistema ¿no?

¡Pues no! Tras reiniciar (e introducir mi usuario y clave en el login) me encontré como regalo sorpresa que gnome indicaba que algunos plugins (que desactivé convenientemente) no eran compatibles con la última versión.

login fail en gnome3

En los logs no encontraba nada raro que me hiciese sospechar; por fortuna recordé que había visto en mi RSS algo sobre el tema y me puse a “bucear” en él hasta encontrar el artículo publicado por Jesús Roldán (alias @xeBuz) en el que explicaba cómo solucionar problemas después de actualizar Gnome 3.4.1.

En resumen, lo que hay que hacer es

  1. iniciar networkmanager desde una terminal de texto (sudo /etc/rc.d/networkmanager start) para que el login funcione
  2. meter networkmanager en el DAEMONS de /etc/rc.conf para que no vuelva a ocurrirnos

Desde aquí

  • os recomiendo visitar el artículo del compañero donde lo explica con todo lujo de detalles
  • agradezo a Jesús que se haya tomado la molestia de compartir la solución evitándonos a más de uno perder bastante tiempo tratando de averiguar cómo arreglar el problema.

Un saludo y, lo dicho: gracias.

6 comentarios en “Imposible iniciar sesión tras actualizar gnome 3.4.1

  1. Julio dijo:

    Curioso cuando menos que por no tener red no puedas iniciar sesión. Esto lo vería normal si iniciaras sesión con LDAP, pero creo que no es el caso.

    Yo cada vez me alejo más de Gnome 3.

    Ahora está de moda la tabletalización de los escritorios y no le veo la gracia ni el sentido.

    Estas noticias me dan cada vez más desconfianza en ese escritorio y no creo que salte de mi gnome 2 al tres.

    • No digas nunca: nunca compañero 🙂

      Ante todo gracias por comentar (de un tiempo a esta parte charlo poco con vosotros, imagino que los posts no deben ser lo suficientemente interesantes como para promover el diálogo snif, snif…)

      Estoy contigo que no tiene sentido la dependencia con un gestor de conexiones de red y no creo que sea acorde a la filosofía KISS que promueve Arch pero, a pesar de los problemas, y de no ser nada perfecto, yo sí estoy contento con gnome 3

      Imagino que por

      1. incluir algo que para mi era básico cuando usaba gnome 2: la posibilidad de buscar el programa a ejecutar o el fichero a editar en lugar de navegar a través de los menús (me declaro fan de deskbar-applet)
      2. No terminar de llenarme el resto de entornos gráficos alternativas más conocidos

      De momento, seguiré peleando con él… espero no estar “tirando” el tiempo 😉

      • Julio dijo:

        Por ejemplo yo uso mi sistema de la siguiente manera:

        Parametrizo el navegador para que todas las descargas vayan a /tmp. Como he puesto que el sistema borre /tmp al reiniciar así no tengo mucha “basura”. (Sé que no es de Gnome 2, pero bueno). Yo apago la máquina (ni la hiberno ni la suspendo), manías que tiene uno.

        Utilizo cuatro escritorios. Y separo los programas en los escritorios. Por ejemplo, ando “quemando un DVD” con K3B, y lo pongo en el escritorio 4. hay una utilidad que creo que no sé poner en Gnome3, que son las miniaturas, que me recuerdan que estoy corriendo algo.
        Por ejemplo, copio a la red o a un USB un archivo (supongamos que tarda 12 minutos), pues pongo el cuadro de diálogo en el escritorio 3 y veo su miniatura. Cuando estoy en cualquier escritorio de un vistazo veo si ha acabado o no. (En fin detalles como estos)

        Otra utilidad que me gusta y no me gustaría perder son los scripts de nautilus, que no sé si funcionan en otro entorno, sea Gnome 3 o XFCE o KDE.

        La verdad es que son muy útiles y no requieren mucho conocimiento para usarlos.

        Me cuesta una barbaridad que la gente que tengo acceso pruebe una distribución (generalmente Gnome2) y los que he convencido como los pase a Gnome 3 sé positivamente que me mandan al “…..” y con razón.

        No me siento cómodo con los escritorios tipo tabletas, quizás porque no he tenido ninguna realmente potente, por ejemplo el otro día probé la nueva beta de Rosa (un fork de mandriva con KDE 4.8 creo) y es más de lo mismo.
        Iconos grandes, vamos no sé que para encontrar un menú y algo en él me las veo y deseo.

        Creo que con estos entornos nuevos pierdes mucho control sobre tú máquina o al menos lo que estás acostumbrado a usar.

        Perdón por el rollo.

  2. De rollo nada Julio, se agradece el análisis 🙂

    Comparto la misma inquietud que tú: no me veo con fuerzas (aunque mi mujer lo ha asimilado bien sospecho que era porque no le quedaba otra) para dar explicaciones de por qué ha cambiado tanto el entorno de ventanas como me ponga a actualizar los equipos de familiares, amigos y conocidos que he ido “evangelizando”.

    De todos modos estoy cayendo que con el entorno Metro de Windows va a ocurrir algo muy parecido 😉 ¿renovarse o morir?

    • Julio dijo:

      Según mi experiencia, con Windows o con Office tienes percepción de que pagas, y por lo tanto es “mejor”.

      Tengo comprobado que la gente tiene muy asumido que lo “gratis al final te sale caro”, y claro “Linux es gratis”, así que por lo tanto al final te sale caro.

      Otra percepción que tengo es por ejemplo cuando en mi trabajo pongo un Libreoffice a un usuario y no le pongo Office, y le cuento el rollo del coste de licencias y coste de propiedad etc, la percepción del usuario es que la empresa no apuesta por ti y le tiene en el disparadero, porque al compañero suyo le compraron un office que costó yo que sé 300 euros por ejemplo y con el no es lo mismo, y la verdad es que no sé como enfocarlo para quitar los miedos y esas percepciones, y así con todo.

      Otra anécdota es lo que me comentaba un usuario es que tengo que pasar a usar el nuevo office porque es “moderno” y “cool”, a lo cual le respondí quizás lo “moderno” y “cool” es usar otras cosas y te empiezan a llamar friki y que no vas con el rebaño …

      • Éso el que paga porque Windows para muchos también es “gratis-free” (de ahí que defienda que si, algún día, Microsoft protege realmente sus productos habrá un cambio importante)

        El problema en la empresa es que debe apostarse por una solución homogénea: o todos usan LibreOffice o todos Office pero no crear diferencias que den pié a ese tipo de situaciones que mencionas de “discriminación”.

        En mi empresa han cambiado todos los equipos a LibreOffice y, tras el roce y recelo inicial de los usuarios, al final se ha acallado la polvareda inicial en un par de días.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s